martes, 31 de mayo de 2011

Obama adelanta el reloj profético con la propuesta de que Israel vuelva a las fronteras de 1967

   Las inusitadas declaraciones  del presidente estadounidense Barack Obama de que Israel debe volver a las fronteras del 1967 no deben tomarse a la ligera o como una posición política coyuntural: constituyen un peldaño más dentro del proceso paulatino para la preparación del escenario político y mundial en los últimos tiempos.
   Bíblicamente, todo lo que concierne al entorno político y económico de Israel  es crucial para el entendimiento y cumplimiento de las profecías.  Una de ellas es la orientación que tendrán las tendencias políticas hegemónicas en los tiempos finales. Este escenario profético plantea que la hostilidad  en contra de Israel fiel a Dios  y los que creen en Jesucristo, va a provenir prácticamente de los países del planeta.
   Para entenderlo, tenemos que remitirnos al libro de Apocalipsis en su capítulo 12, el episodio de "la mujer el nió y el dragón".  El apóstol Juan nos habla de que "apareció una mujer vestida de sol", con la luna debajo de sus pies y sobre su cabeza una corona con doce estrellas (Israel) (v.1), más adelante expresa que la mujer "estaba encinta, clamaba con dolores de parto, en angustia de alumbramiento (simboliza el nacimiento del Mesías y las constantes conspiraciones de Satanás para destruirlo y evitar su obra redentora para la humanidad).
   En contraste, Juan nos escribe que apareció una imagen grotesca (v.3) que consistía en un "gran dragón escarlata (Satanás) que tenía siete cabezas (la perfección de la sabiduría humana pero sin Dios, vana y diabólica) y diez cuernos (significa la totalidad de los gobiernos mundiales) y siete diademas (significa autoridad).  Este dragón arrastraba la tercera parte de las estrellas  del cielo y las arrojó sobre la tierra (el ejército de ángeles al servicio de Satanás).
   Luego el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz con el fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese y ella dio a luz un hijo varón, que "regirá con vara de hierro a todas las naciones y su jijo fue arrabatado para Dios y para su trono" (v.5).
   La mujer fue salvada y pudo huir al desierto a un lugar preparado por Dios donde fue sostenida por mil doscientos sesenta días.  Después sucede la gran batalla en el cielo donde Satanás (el dragón) y sus ángeles fueron expulsados y arrojados a la tierra (v.9).
   Después de ser arrojado a la tierra, el dragón se vuelve contra la mujer y la persigue, pero a ella se le dieron "dos alas de águila" con las que fue llevada al desierto y la serpiente "arrojó tras la mujer como un río (gobiernos en contra de Israel), pero la "tierra abrió su boca y tragó el río" (salvación milagrosa de Dios para Israel).  El v17 indica que el dragón "lleno de ira" contra la mujer, fue a hacer guerra contra du descendencia (la iglesia que gurada los mandamientos de Dios y dan testimonio de Jesucristo).
   Este episidio lleno se simbolismo relatado por Juan en sus visiones apocalípticas, es una seria advertencia profética de cómo en los últimos tiempos se levantará una confederación mundial contra el Israel fiel  a Dios  y la iglesia del Señor conformada por todos los santos que guardan su testimonio.
   Sin embargo, para que esto se cumpla, es necesario que haya un "frente mundial" unido (contra Israel primero, y después con los santos de la iglesia del Señor) y con varios propósitos.  Uno de esos propósitos serían "resolver" los asuntos concernientes al territorio de Israel y el establecimiento de un Estado palestino.
   Este propósito con Estados Unidos a la cabeza junto a la Unión Europea que también está de acuerdo con la política estadounidense se unificarían en esos propósitos.  Ahora ustedes  se preguntarán ¿Que pasaría con el mundo árabe, tendría que estar unido también?.
    Pensamos que el mundo árabe camina hacia un proceso acelerado de "occidentalización", debemos recordar que ya la Unión Europea ha prometido millones de euros a los países árabes que quieran ingresar a la "democracia" y cada día vemos cómo los antiguos regímenes van a cayendo: Egipto,dentro de un futuro próximo Libia y después será Yemen y Siria con la ayuda activa de las redes sociales y una juventud que cree en los cambios en sus sociedades.
    Creemos que la occidentalización del mundo árabe va a ser uno  de sus primeros primeros pasos para lograr el "desarrollo" de sus sociedades, por lo que en el futuro serán los grandes aliados  de Europa y el resto del occidente.
   Es por esa razón que el  fundamentalismo islámico y el terrorismo  que lo caracterizaba van a desaparecer y serán cosa del pasado porque el mundo se unificará geopolíticamente, y en el futuro no se tolerarán grupos de sediciosos, por ejemplo,  ya hay un acuerdo de paz entre los grupos Hamas y Fatah que el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, aplaudió  pero al mismo tiempo les pidió que se comprometan con la opción de dos Estados para solucionar el conflicto con Israel.
   Es por esa razón que habrá una enorme presión para Israel respecto a ceder su territorio que va a ser insoportable, y seguirá creciendo aceleradamente porque existe un propósito geopolítico unificado del inicio de una serie de ataques a Israel  (que van a ser políticos en la primera etapa del acontecimiento profético) para el cumplimiento de las profecías. 
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario