miércoles, 27 de abril de 2011

Harold Camping y su falso apocalipsis

   Nuevamente el falso apocalipsis inventado e ideado por Harold Camping vuelve a entrar en la escena internacional esta vez prediciendo entre otras cosas "un gran terremoto que sacudirá la tierra el 21 de mayo del 2011" que a pesar de lo estrambótico y absurdo de sus planteamientos teológicos, engaña mentes incautas.
   No es fortuito, aunque quizás algunos creyentes lo crean así, que este tipo de predicciones en muchas ocasiones derivadas por un espíritu de engaño ocurran: Han sido muchos los estafadores guiados por espíritus enviados por satanás, para confundir.  Hasta predicadores notables y siervos del Señor  han sido engañados estableciendo fechas sobre la segunda venida del Señor.
   Hay que recordar que la Segunda Venida del Señor es uno de los grandes misterios de la Biblia que hombre alguno no podrá descifrar.  Las mismas Sagradas Escrituras advierten que el "Señor vendrá como ladrón en la noche" y se limita a decir que estemos preparados cada día como siervos fieles.
   El ejercicio de buscar fechas o dataciones cronológicas para lograr el tiempo exacto del rapto o la Segunda Venida son esfuerzos vanos de interpretación que lo que buscan es pretender llevar el descrédito e inducir a muchos a la apostasía sobre las profecías bíblicas del libro de Apocalipsis.  Es por esa razón que el apóstol Juan exhorta a no creer en todo espíritu como lo expresa en  Juan 4:1 que dice: "Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios, porque mhcos falsos profestas han salido por el mundo". 
   Hay algunos criterios que se pueden tomar en cuenta para considerar una profecía como falsa: 1) La predicción "segura" del tiempo exacto incluyendo año, mes, día y hasta la hora en que ocurrirán los "eventos"; 2) Lenguaje de "terror" o estrambótico para producir sugestión y 3) la creación de un imbricado sistema de numerología o simbología con una mezcla de versículos o capítulos entresacados para lograr una interpretación forzada.
   Estos criterios analizados por experiencias derivadas de otros falsos apocalipsis ( preconizados en otro tiempo por Elena White y el fundador de los Testigos de Jehová por ejemplo) es un tamiz al que sa ajusta a las de Harold Camping que dice que el rapto de la iglesia será el 21 de mayo del 2011 y el fin del mundo el 21 de octubre del 2011.
   Los cálculos de Camping están basados en un sistema cronológico bastante inexacto por cierto, creado por él y sin fundamentación científica, basados en que el diluvio ocurrió en el año 4990 A.C. y que el día del Juicio Final tendrá lugar en el año 2011 que es exactamente 7,000 años después del año 4990.
   Explica que también el 21 de octubre del 2011, ese día el "fuego nos mataráa a todos y los cuerpos estarán dispersos por toda la tierra". También enseña que la "era de la iglesia ha finalizado y que "Satanás goberna todas las iglesias y que "ninguna persona que esté en una iglesia al momento del rapto será salvo".
   Naturalmente, el próximo 21 de mayo no sabemos que otra teoría inventará Camping para explicar lo que será su fracaso, pasando a la historia como otro más de los inventores de falsos apocalipsis que surgen en diferentes épocas.